jueves, mayo 06, 2010

Ten cuidado con lo que pides, y COMO lo pides!


Antes que todo, debo aclarar que cuando escribí sobre mi trabajo ideal, no lo hice como una lista de peticiones sobre un pergamino mágico, cual peticiones de año nuevo, para que se cumplieran.

Lo escribí para drenar mi incomodidad interna con mi estilo de vida para ese momento.

Sin embargo, debo decir que (y esto amerita celebración!) no me había dado cuenta de la gran cantidad de cosas que he cumplido, o "se me han dado" (aunque quizá las dos cosas sean lo mismo).

Uno tiene siempre la manía, cuando algo está muy bueno, de fijarse en aquellas cosas que faltan. Le llaman perfeccionismo. Alguien me dijo que yo era un perfeccionista extraño, porque el perfeccionista suele ser menos "mamarracho" (perdonen el venezolanismo) que lo que soy yo.

Entonces, reflexioné brevemente, junto con Yukino, sobre cómo sería mi lista en este momento. Tendría que darme cuenta de que las únicas insatisfacciones notables (dícese de aquellas que no despiertan el comentario de vas pa´l cielo y vas llorando), son dos:
  1. Quiero un trabajo que me permita estar cerca de mis seres queridos.
  2. Quiero un trabajo que me brinde estabilidad económica.
Es muy, pero MUY curioso, analizar lo que ocurre con esas dos frases, que constituyen mi actual "brecha de optimalidad" (y me perdonan la jerga de gente de investigación de operaciones!). La primera aparece en la lista original. Y (qué casualidad!) es la única de esa larga lista, que empieza con la palabra "NO". Es decir, allí sabía más lo que no-quería, que lo que quería en mi vida. No sería tan llamativo, si no fuera que es la única que empieza así. Casi que uno voltea para ver donde está la bruja o espíritu que se agarró la "lista de deseos" y se puso a trabajar, para decirle que por qué #@! fue tan textual!?

La segunda frase, es una brecha muy sentida actualmente (por mi y por la mayoría de los profesores universitarios de éste país), y precisamente fue lo que olvidé pedir.

Uno queda como un niño que no sabe si creer o no en El Niño Jesús, preguntándose "¿qué hubiera pasado si lo hubiera escrito bien?".

Nunca lo sabremos, pero... por si las moscas, mucho cuidado con lo que pidan, y cómo lo piden!

2 comentarios:

Roderick dijo...

No te quites credito: Viste lo que querias, y tomaste desiciones IMPORTANTES para obtenerlas. Eso ya es mucho mas de lo que muchos hacen. Lamentablemente, el segundo punto es un mal COMUN en un pais con los indicadores economicos por el subsuelo como lo tenemos. Meses despues de tu primer escrito, este, seria el Update de la Version 2.0 :D Hay conflictos con comandos anteriores? Bueno, quizas el problema es el ambiente donde lo desarrollas y no el codigo... (U know what i mean...) Tus reflexiones me inspiran a mi a sentarme y delinear las mias para los proximos meses en mi propio proyecto. Como siempre, que bueno contar contigo para vislumbrar mejor las cosas Hermano

Orestes Man Junior dijo...

Para mi es un honor caminar este camino con personas como tú...
Hermano mío aunque no tengas mi sangre.

En cuanto a la causa de la falla en el "comando", puede ser falla de "ambiente", de "lenguaje", o.. finalmente, de "capa 8" (usuario incompetente) ;oP

O simplemente es que mi lista refleja algo intrínseco en mi, que es no poner nunca la variable dinero sino en las últimas instrucciones de todos mis algoritmos. De alguna forma, tanto mi brecha actual, como la lista, han de ser reflejo de ello, quizá. Es decir, puede que esté fallando el kernel ;D

Y lo de los seres queridos, puede ser también kernel. Siempre me siento mal cuando logro posponer lo que "tengo que hacer" o "me comprometí a hacer", por "disfrutar". Como para mi "compartir"="disfrutar", al hacer el cambio de variable me fregué!

:o) Empezaré por dejar de asumir que "tengo que hacer", y dejar de comprometerme.

Finalmente, Rod... Tengo que decir que, de alguna forma, las amistades de verdad, son ciclos de inspiración mutua, no crees? ;D

Nube de Fragmentos (¿ah?)