viernes, agosto 25, 2006

Dedicatoria

Hoy quiero compartir con ustedes un poema, llamado "Dedicatoria"...
Esto está dedicado a los humos de ciudad,
al centro de aquel lugar que no tiene límites,
a las cartas, bibliotecas, bodas y sepulcros,
a los cabellos sin dueño caídos en la tierra,
a la sombra sin luz que aparece en los sueños,
al compás escondido en las olas,
al ábaco sin tiempo y al recuerdo perdido,
al sueño dulce y al golpe ciego,
a los perros que aúllan porque las estrellas se roban las horas,
al rayo que brilla en los ojos del recién nacido,
y al poema nunca escrito,
es a ellos a quienes dedico
los eternos instantes
que han tallado mi vida.
Orestes Manzanilla
Caracas, 29-07-2003
Nota: Este poema fue publicado en el número 20 de la revista Universalia, de la Universidad Simón Bolívar

2 comentarios:

Alberto dijo...

Te felicito por el poema extremadamente conmovedor y ..chísimo.

Ozono dijo...

Gracias Alberto!
Me alegra que haya podido "llegarte" el espíritu del poema... {:oD

Un abrazo!

Nube de Fragmentos (¿ah?)